¿Cuál es el mejor modelo de ERP para su empresa?

Comparamos los dos modelos de ERP para ayudarle a elegir correctamente su software de gestión. La decisión de cómo elegir el mejor modelo de uso para su sistema de gestión (ERP) no se debe tomar a la ligera. Debemos escoger un software que se adapte al máximo a nuestras necesidades actuales y futuras, así como a nuestro presupuesto. ¿Cuál es la mejor opción para nuestro negocio? Podemos optar entre un ERP instalado en nuestros propios servidores (modalidad On-Premise) o en un servidor Cloud (modalidad SaaS, Software as a Service). Existen factores clave que determinan cuáles son los puntos que debemos tener en cuenta a la hora de tomar decisiones tecnológicas que incidan en la rentabilidad empresarial. Actualmente el modelo SaaS está ganando cuota de mercado debido al riesgo por asumir inversiones, pero los sistemas On-Premise tienen ventajas que pueden compensar la inversión inicial. A continuación detallamos los criterios que debemos tener en cuenta para decidir qué solución es la más adecuada para nuestro negocio.

On-Premise ¿Qué es? El software en modalidad On Premise es aquél en que los recursos y las infraestructuras informáticas son propiedad del cliente. El usuario adquiere una serie de licencias e instala el software en sus propios servidores. Es la forma tradicional de implantación de Software.

  • No depende de ningún proveedor externo ni de la conexión a Internet. Sin embargo no se puede acceder al programa desde cualquier lugar o dispositivo.
  • Siempre que la compañía cumpla con los términos de uso de sus licencias, el software se puede utilizar con las mismas funcionalidades.
  • La actualización del software y su mantenimiento técnico dependen del cliente, no los realiza automáticamente el proveedor.
  • El cliente compra una licencia para cada usuario que vaya a usar el software.

¿Qué es? SaaS (Software as a Service) o Software en Cloud es aquél que se ofrece como un servicio a través de Internet, según las necesidades del cliente y cuyo pago está condicionado al uso. Se accede a la aplicación a través de un navegador web.

  • Se ofrece como autoservicio bajo demanda. El usuario puede acceder a las propiedades de configuración y administración sin necesitar intervención del proveedor del servicio.
  • Los recursos informáticos del proveedor son compartidos entre los distintos clientes.
  • Es accesible en cualquier lugar, a cualquier hora y desde cualquier dispositivo que disponga de conexión a Internet.
  • Los recursos informáticos son rápidamente adaptables a las necesidades del cliente en cada momento.
  • Se paga por uso: el proveedor controla el uso que el cliente hace de la aplicación, y éste paga una cuota en función de su explotación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies